Para ahorrar energía.

Hay ya muchos post que hablan sobre cómo puede una página web ahorrar energía. El truco está en usar colores oscuros en vez de claros, puesto que la pantalla utiliza la mayoría de la energía para emitir los colores claros. Por ejemplo, hay gente que se preocupaba de esto y ha hecho una web con el motor de búsqueda Google, pero en colores oscuros. La web ha sido llamada Blackle, clic en el nombre para verla. Por esto mismo, he cambiado los colores del blog, porque, aunque seáis pocos los que leéis esto, algo es algo, y por lo menos, ya estoy ahorrando energía :)

Danos tu comentario